El Océano de la práctica

Algunas notas de la conferencia de hoy

Durante la conferencia de hoy Sharath hizo una hermosa analogía respecto al Yoga y el océano, dijo:

Desde fuera el océano se ve hermoso, sin embargo, para conocerlo hay que sumergirse en él. Desde la superficie parece sólo agua pero una vez que nos sumergimos comenzamos a descubrir toda la belleza y tesoros que encierra. El Yoga es igual, para saborear la transformación debemos permitir que ésta suceda. Sumergirnos en la práctica y crear espacio para que la transformación comience a suceder. Una vez que la transformación comienza el Yoga también comienza. El Yoga no sucede desde la superficie.

Yoga es aquello que proviene de un linaje y que se ha practicado por cientos de años, es un sistema en el cual el estudiante se entrega devotamente a su Gurú por mucho tiempo.
Yoga es Sadhana (práctica espiritual) no es algo para impresionar a nadie o volverse famoso. El asana busca desarrollar y mejorar nuestra salud, es lo que nos hace estables, lo que nos lleva a tener una mente pura, fuerte y serena para profundizar en nuestro camino espiritual. Los Yamas (restricciones) y los Niyamas (observancias) son lo que dan sentido a nuestra práctica y la llevan a un nivel más profundo.

Al respecto mencionó:

Aparigraha tiene muchos significados, uno de ellos es aceptar dónde estamos (en la práctica) y recibir lo que otros me dan.

Sauca implica pureza interna y externa, es parte de nuestra práctica. Respecto a la limpieza externa (bahir sauca) resaltó la importancia de mantener limpios nuestro mat y alfombra. El mat no se presta, es nuestro espacio energético. Cuando el mat y el espacio de práctica están limpios nuestra mente refleja esa condición y se mantiene clara. Sobre la pureza interna (antara sauca) señaló que mente y órganos deben estar puros y la práctica de asana contribuye con esto. Algunas veces cuando se comienza a practicar con seriedad y constancia o bien cuando se dan nuevas posturas el cuerpo reacciona y se produce fiebre o diarrea, también el aroma del sudor cambia y se vuelve más intenso, ésto mientras el cuerpo elimina toxinas y se limpia naturalmente.

Santosa: estar satisfechos con lo que tenemos. Algunos tienen todo y no son felices; belleza física, fortaleza, flexibilidad, familia, riqueza y no son felices, siempre quieren algo más. Cada vez se busca tener más dinero para impresionar a quienes no nos importan y a quienes tampoco les importamos. ¿Cómo desarrollar esta capacidad de contentamiento? ¡Practicando! La práctica nos ayuda a comprender qué es importante para ser felices. Que es importante mantener y que no.
Tapas: disciplina de cuerpo y mente. ¿Cómo disciplinarnos a nosotros mismos? Como yoguis hay cosas y situaciones que debemos evitar y otras que debemos cultivar. Fumar, enfiestarse hasta tarde, consumir alcohol, conversar de más, esto hay que evitarlo. Acostarse temprano, consumir buenos alimentos en la medida correcta y temprano (yoga y alimentación van de la mano) levantarse temprano a practicar, esto hay que cultivarlo. Tener un horario de práctica y respetarlo, es buscar que esta disciplina se vuelva parte de nuestra vida.

Svadhyaya, auto estudio significa que tenemos que repasar lo que nuestro Maestro nos enseña, es poner nuestro mayor esfuerzo en aprender e interiorizar el conocimiento recibido. Estar atento y concentrado en las clases, honrar y respetar el esfuerzo de nuestro maestro por enseñarnos ya que a través de sus enseñanzas y nuestro esfuerzo personal es como progresamos.

Isvara Pranidhana: Devoción. Sin devoción la práctica no tiene sentido. Es llegar a ser parte de una tradición o conocimiento, honrarla y respetarla. Cuando hay devoción la concentración también existe. Devoción, determinación y dedicación.

Brahmacharya, somos más que nuestras hormonas. Tenemos que aprender a controlarnos. Los deseos son muy fuertes, la mente nos impulsa a quererlo todo, a desearlo todo.
Por último, nos dijo entre risas “No fear, no fun” Sin miedo no hay diversión, en alusión al temor que muchas veces sentimos al practicar, al ejecutar posturas que nos invitan a enfrentarnos a nosotros mismos y que nos llevan, inevitablemente, a descubrir todo nuestro potencial y belleza.

Rocío Hernández Sáenz
Centro de Yoga Lung Ta


Categorías: Compartiendo el camino

Envíe sus comentarios