Guru Purnima 2018

Usualmente la Luna Llena de Julio o Agosto trae entre sus manos la celebración del Gurú Purmina. Este año le tocó a la de Julio. Pero ¿Qué significa Gurú? Éste es un término en sánscrito que significa “el que lleva de la oscuridad a luz” así pues, en toda India y me atrevería a decir que alrededor del mundo, este día se le rinde homenaje a los maestros espirituales, a esos Seres maravillosos que han servido y sirven de instrumento para que más luz y claridad llegue a nuestra existencia.

Personalmente me encanta esta celebración y procuro tener muy presentes, y por lo menos, elevar una oración por quienes han sembrado semillas en mí, sin embargo este año el Gurú Purmina se siente diferente, especial, realmente muy especial.

En Abril pasado tuvimos la indescriptible bendición de recibir a Saraswathi en Costa Rica y no sólo en Costa Rica sino en LungTa, ese sagrado espacio, porque sí, así lo sentimos: Sagrado, que hemos creado y nutrido con tanto amor y tantas prácticas.   Era, además, su primera visita a América Latina en más de cuarenta años de trayectoria. 

Quizá hasta este momento realmente abro mi corazón hacia lo que significó su visita para mí.

Conocí a Saraswathi en un momento lleno de dolor y decepción, en un momento que me hacía cuestionarme si la ruta era por allí.  En esa época ella y Sharath enseñaban juntos.  Tuve el privilegio de practicar con ambos en dos períodos diferentes, de sentir su energía, su amor por la práctica, su respeto y devoción por un legado que ha cambiado, para bien, miles de vidas alrededor del mundo.     

Viajé llena de ilusión pero también con miedos, con dudas respecto a si mi práctica era lo suficientemente “buena” para estar allí.  Hoy, varios años después, me río de mi misma por lo equivocada que estaba, nuestra práctica nunca es buena, mala o insuficiente, simplemente es y así, es el mejor regalo que podamos recibir en ese instante.  La conexión con ella fue instantánea y a la fecha ha crecido más allá de lo que jamás imaginé. 

Desde esa primera práctica, en Costa Rica y durante los viajes a India, recibí comentarios despectivos, menosprecio, presión por parte de amigos y antiguos compañeros de práctica para que aplicara y practicara con Sharath, a quien agradezco sus enseñanzas, admiro y respeto profundamente pero la conexión no es la misma.  A pesar de la presión, del sabotaje, de los mensajes en redes y de tantas otras cosas doy infinitas gracias a Dios por haberme dado el silencio interior para escuchar mi corazón y la fortaleza para seguirlo. 

Ver a Saraswathiji a lo lejos desde el área de espera del aeropuerto, verla entrar a LungTa, escucharla cantar por primera vez el mantra de apertura… Fue como si el tiempo se detuviera, como si no hubiera respiración pero al mismo tiempo nunca me había sentido tan viva, como si no hubiera ayer ni mañana, como si nada más importara…  En ese momento todo lo demás cobró sentido, cada paso recurrido develó su valor.   Si tuviera que recorrer de nuevo el camino que me trajo hasta ese momento, lo haría gustosa y mucho más agradecida.

Contar una semana entera con su cercana presencia, recibirla en la mañana y poder darle las buenas noches algunos días, descubrir lugares, tener el privilegio de servirle, de quererla, de hacerla sentir bienvenida, apreciada y cuidada, el compartir pequeñas y largas charlas y el disfrutar de silencios que llenan el alma y que enseñan más que conversaciones eternas, me permitió vivir y comprender qué es un Maestro.

En este momento, a través de ella, de mi amada Saraswathiji, quiero rendir homenaje a todos y cada uno de mis maestros, a esos Seres a quienes tuve la dicha de reconocer y agradecerles por su aporte pero también a aquellos que quizá ignoré porque su lección era diferente a lo que espera, agridulce o me enfrentó a misma.   

Celebrar este Guru Purnima después de haber tenido el honor de compartir la presencia, energía y mensaje de Saraswathi con 50 personas; para quienes, en su mayoría, era la primera vez que practicaban bajo su guía, es realmente especial, llena el corazón de gratitud y confirma que aunque el camino por el que transitan nuestros pies no se vea con claridad, el amor por lo que hacemos y la fe, infinita fe que mueve montañas, llevará nuestro siguiente paso, aunque sea lento, por una senda que nutra nuestra alma y traiga mayor claridad a nuestra existencia. 

A todos los que han aportado y aportan a mi crecimiento y práctica, gracias de todo corazón.  Te invito, durante este día, que podés hacer especial, a tomar unos minutos, cerrar tus ojos y agradecer de la forma más honesta y sincera posible a todos esos compañeros de viaje que sembraron alguna semilla en la parcela de tu corazón.

¡Feliz Guru Purnima! Que la fortaleza, claridad, humildad y sencillez de una práctica comprometida se manifieste de forma abundante en tu vida. 

 

Rocío Hernández, Directora

Centro de Yoga LungTa

 

 


Categorías: Compartiendo el camino