Yoga Prenatal

Práctica de Yoga diseñada para realizarse específicamente durante el embarazo, después de las 12 semanas y hasta el día previo al parto, siempre que no existan molestias ni contraindicación médica.   La sesión se realiza en un ambiente tranquilo durante la que se insta a la mamá a enfocarse en sí misma y ponerse en contacto con sus emociones y necesidades individuales, así como en la relación con su bebé, preparando conscientemente a la mujer, para vivir un embarazo tranquilo y saludable y disfrutar el nacimiento de su bebé.

La práctica fluye a través de secuencias planteadas especialmente para el embarazo, enfatizando en la respiración fluida y natural de la madre; se realiza en grupos pequeños con el propósito de que la instructora pueda dar atención personalizada a cada participante ya que usualmente las necesidades varían de persona a persona.

Dentro de los beneficios del Yoga Prenatal podemos citar:

  • Contribuye a generar calma y seguridad durante una etapa en la que surgen miedos e inseguridades
  • Reduce la ansiedad y ayuda a descansar mejor
  • Mediante el movimiento se libera posible tensión muscular producto de los cambios físicos consecuencia del embarazo
  • Gracias a la práctica regular se aprende a integrar el peso extra producto del embarazo en un postura cómoda y consciente
  • Gracias a la utilización de diversas posturas se genera mayor espacio en el tronco, lo cual permite una respiración más profunda y faculta la relajación para los órganos internos
  • Paulatinamente, con el transcurrir de las sesiones, se establece un vínculo real con la respiración el cual es de gran ayuda al momento del parto
  • Cuentas con un espacio tranquilo en el que puedes dedicar tiempo a enfocarte, de forma personal e íntima, en la relación con tu bebé
  • Compartes, de manera respetuosa y consciente, con otras mujeres que están viviendo experiencias similares

Ver Galería